Visitamos a la última vecina de La Pedrera

“La arquitectura es la ordenación de la luz; la escultura es el juego de la luz.” Antoni Gaudí

pedrera_casa_mila_santacole_pie_de_salon_floor_lamp_jaume_sans
pedrera_casa_mila_santacole_35

La Pedrera (1906-1912) es la última obra civil proyectada por Antoni Gaudí, cuya trayectoria estuvo marcada por la observación de la naturaleza y la búsqueda de la racionalidad en las formas. Figuras revolucionarias y un amplio repertorio orgánico.

pedrera_casa_mila_santacole_bodegon

Los propietarios, Perico Milá y Rosario Segimón, encargaron al arquitecto la edificación de su residencia en el escaparate social que fue a principios de siglo el Paseo de Gracia de Barcelona. La Pedrera encarna la libertad proyectual con la que el arquitecto obraba, incorporando la escultura como faceta integrante de la construcción.

 

pedrera_casa_mila_santacole_20
pedrera_casa_mila_maija_floor_lamp_ilamri_tapiovaara_santacole_26

Más de cien años después, su última vecina, Ana Viladomiu, nos abrió las puertas de su hogar.
La intimidad de una vivienda amablemente optimizada que invita a su descubrimiento a través de unos pasillos decorados con motivos de inspiración marina en cielos rasos y baldosas que transmiten una familiar sensación de libertad. Un elogio a la sensibilidad con el que su inquilina ensalza la artesanía de Gaudí y que dotan a la casa de un aura único.

pedrera_casa_mila_santacole_babel_table_lamp_angel_jove1
pedrera_casa_mila_gatcpac_floor_lamp_josep_torres_clave_santacole_8

Es la ocasión perfecta para nutrirse de la singularidad estética de un lugar que celebra la simbología de la luz en un sofisticado equilibrio de creaciones atemporales.

pedrera_casa_mila_santacole_33

Fotografía Salva López

Compartir en redes sociales