¿Olvidaste la contraseña?

¿Perdiste tu contraseña? Por favor, introduce tu nombre de usuario o correo electrónico. Recibirás un enlace para crear una contraseña nueva por correo electrónico.

Consejos de mantenimiento

Todos nuestros productos nacen con una vocación atemporal defendida mediante la forma, la solución técnica y la cuidadosa selección de los materiales. Esa es la cultura material que llevamos defendiendo por más de 35 años. La selección de los materiales justos es una parte importante de nuestro proceso creativo. Al ser editores y no depender de maquinarias, ponemos especial énfasis al ciclo de vida de nuestros productos y solo trabajamos con materiales que envejecen bien.

CestitaBateria-EnricBadrinas-2019-DET01.jpg
CestitaBateria-EnricBadrinas-2019-DET01.jpg
Consejos generales de mantenimiento

El entorno y clima son factores que pueden afectar a la durabilidad y al aspecto de nuestros productos. Evita colocarlos en lugares con exposición directa al sol o donde puedan sufrir por grandes oscilaciones de temperatura y humedad.

Procura quitar el polvo con paños de microfibras que no suelten pelusa, plumeros o pinceles.

Intenta utilizar la menor cantidad de agua posible. No recomendamos el uso de limpiadores abrasivos o disolventes ya que podrían desgastar el acabado.

La madera es un material noble y duradero que envejece bien si se cuida adecuadamente. Su naturaleza la hace sensible al entorno, principalmente los cambios de temperatura bruscos o la exposición al sol.

Para su limpieza recomendamos utilizar un paño suave ligeramente humedecido. En caso de ser requerido, se puede usar un poco de jabón neutro. Es importante siempre hacer el movimiento en dirección de la veta. Retira los líquidos derramados inmediatamente para evitar manchas.

Encerada

Para mantener o reparar este acabado, se puede aplicar cera incolora una vez al año. Hacerlo sobre toda la superficie hasta conseguir una capa uniforme, dejar secar y frotar con un paño limpio hasta conseguir el brillo deseado.

materiales-santacole-cuidado-mantenimiento--0011-madera-encerada.jpg

Barnizada

Limpiar regularmente con un paño ligeramente humedecido y seguidamente pasar un paño seco para acabar de quitar el polvo.

materiales-santacole-cuidado-mantenimiento--0010-madera-barnizada.jpg

Nuestras pantallas de cartulina y de papel washi permiten crear una calidez con la que nos sentimos muy identificados. Al ser materiales delicados es importante que así los trates, retirando el polvo con un paño seco. Para eliminar marcas, utiliza una goma de borrar blanca, sin presionar.

materiales-santacole-cuidado-mantenimiento--0009-cartulina.jpg

Natural: lino y algodón

El polvo en el tejido se puede retirar mediante un paño suave o un pincel en aquellas zonas menos accesibles. Si el material se ve afectado por la aparición de manchas, utiliza una espuma en seco y, si permanece, realiza movimientos circulares con un paño húmedo.

materiales-santacole-cuidado-mantenimiento--0008-tejido-netural.jpg

Sintético: poliéster y nylon

Suele ser suficiente humedecer un paño suave con agua tibia. En algunos casos será necesario utilizar jabón neutro. Es muy importante no aplicar productos amoniacales, disolventes o abrasivos en el tejido ya que podría dañarlo.

materiales-santacole-cuidado-mantenimiento--0007-tejido-sintetico.jpg

El alabastro es una piedra que recomendamos limpiar mediante movimientos circulares con un paño suave y humedecido ligeramente con agua tibia y jabón neutro.

materiales-santacole-cuidado-mantenimiento--0006-alabastro.jpg

Evita paños granulados que puedan causar rayaduras y procura utilizar un paño humedecido con jabón neutro o limpiacristales. Una vez limpio, es importante que enseguida lo seques.

materiales-santacole-cuidado-mantenimiento--0005-ceramica.jpg

Recomendamos sacar el polvo con un paño seco o con un plumero, nunca granulado ya que podría rayar la superficie. Asimismo, es importante que los movimientos sean suaves y cuidadosos, sin frotar, evitando posibles rayaduras.

Pintado

Recomendamos retirar el polvo regularmente y, en caso de mancha, humedece un paño con un limpiador no abrasivo o un jabón neutro.

materiales-santacole-cuidado-mantenimiento--0004-metal-pintado.jpg

Aluminio pulido

Limpiar la superficie con un paño humedecido con agua y jabón neutro. Antes de utilizarlo, verifica que tu jabón sea compatible con el metal.

materiales-santacole-cuidado-mantenimiento--0003-metal-pulido.jpg

Metal bañado: oro, bronce, níquel y cromado

Para retirar el polvo de manera regular, utiliza un paño seco. Para manchas, utiliza un paño de microfibra humedecido con jabón neutro o limpiacristales no abrasivo, y luego, sécalo con un paño.

materiales-santacole-cuidado-mantenimiento--0001-metal-ban--ado.jpg

Aluminio anodizado

Este acabado asegura la resistencia a la corrosión, abrasión y desgaste. Si aparecen manchas, procura limpiar solo con agua y, si es necesario, añadir jabón neutro.

materiales-santacole-cuidado-mantenimiento--0002-aluminio-anodizado.jpg

El plástico es un material duradero y, bien cuidado, puede tener una larga vida útil. Los productos químicos como el cloruro, la acetona o los desengrasantes aceleran su envejecimiento y podrían llegar a amarillearlo. La mejor solución es limpiar el polvo y manchas leves con un paño o papel suave humedecido. Si queda algún resto, puedes añadir jabón neutro.

materiales-santacole-cuidado-mantenimiento--0000-plastico.jpg