Barcelona (España)

Colapso Studio ha transformado una antigua fábrica de juguetes situada a escasos metros del mar en Mataró, Cataluña, en la sede de la marca de ropa infantil Bobo Choses.

 

La rehabilitación consistió en convertir el espacio industrial de 600m2 en un colorido estudio compuesto por oficinas, showroom, sala de reuniones, set fotográfico y comedor. Un multifuncional y confortable espacio conectado por ventanales de vidrio, donde desarrollar el universo creativo de la marca.

 

Entre el mobiliario diseñado por Colapso Studio y producido por carpinteros y trabajadores de la región, podemos encontrar piezas de diseño de firmas como Vitra, Andreu World o Santa & Cole. Objetos de diferentes texturas y colores que combinados entre sí reflejan la frescura de la marca así como su slogan “Have fun!”.

 

Para la iluminación, el estudio de interiorismo eligió las lámparas Akari de Vitra; Wo & We; y GT7Arne DomusTMM y Cestita de Santa & Cole. Cuatro modelos que cumplen funciones específicas por sus diseños y tipos de iluminación. El foco Arne Domus ilumina tanto las mesas de trabajo de la oficina y sala de reuniones como el showroom. La monumental lámpara de suspensión GT7 dota de carácter la mesa de reuniones del equipo de diseño y aporta una nota de color. Finalmente, los diseños de Miguel Milá, TMM y Cestita, potencian la armonía y calidez de las zonas de trabajo e invitan a la conversación.

 

El resultado, un entorno de trabajo dinámico, vivo y confortable donde dejar volar la imaginación.

 

Interiorismo
Colapso Studio

Fotografía
Salva López
Laia Sabaté

Compartir en redes sociales