Carles Riart

Barcelona, 1944

Carles Riart ha querido ser un artesano del diseño, y como tal ha ejercido un diseño a medida y se ha preocupado por la perdurabilidad de sus piezas. Riart es en cualquier caso un caso atípico en el panorama del diseño español, por su particular interpretación de la tradición y por su actitud introspectiva.

Nacido en Barcelona en 1944, Carles Riart ha sido galardonado con el Premio Nacional de Diseño 2011 como reconocimiento a toda su carrera. 

 

Riart estudió en la escuela de diseño EINA, donde impartiría clases de 1976 a 1978, y completó su formación en un taller de ebanistería.


Fundador de la tienda de objetos de diseño Gris a los 19 años, Riart realizó interiores de películas y el diseño de varios de los espacios de la Barcelona más moderna: bares, tiendas y galerías, entre ellos el restaurante Montse Guillén (1981), la tienda Piano Modas (1981), el Snooker Club (1985), el mobiliario de la casa de Fernando Amat en La Pedrera (1985) y del Palau de la Virreina para la sección de Cultura del Ayuntamiento (1986), el furgón de la unidad móvil de Ovideo TV (1989), la tienda Dou Deu (1995), etc.


Sus trabajos se han expuesto en numerosas muestras, por ejemplo ha expuesto diversas colecciones de muebles a medida, como Muebles Especiales (1976), Útiles (1992), Objetos Perdidos (1996) o la serie diseñada para Josep Carreras (1996-2000) en colaboración con Pepe Cortés. Además su obra le ha merecido múltiples premios:el más reciente el Premio Nacional del Diseño (2011), premio Delta de Oro ADI FAD (1970 y 1974), premio de la Opinión (1979), premio Delta de Plata ADI FAD y premio FAD de interiorismo (1986), Furniture Contemporary Resources Council (Nueva York, 1983), Premio Europeo Top-Ten (Colonia, 1994), Grand Prix de la Presse Internationale (París, 1994), Diploma de Maestro Artesano por el Centro Catalán de Artesanía (2003), o la selección de su pieza Penjador Ona para la colección permanente del MOMA, por nombrar algunos. Este reconocimiento también tiene su reflejo en la industria, por ejemplo, prestigiosa Knoll International es una de las empresas que ha producido piezas de Riart.


La producción de Riart destaca por su exquisitez, y algunas de sus piezas más emblemáticas son: la mecedora Carlos Riart Chair (1979), el sillón Vallvidrera (1978), el sofá Cómodo (1977), la silla Casas, las mesas Ojalá (1975) y Pedrera, la silla Desnuda (1973) o la innovadora lámpara Colilla (1976), que Gabriel Ordeig adaptó más tarde para Santa y Cole. En 1989, Riart creó la que pasó a ser una de las imágenes más representativas de los Juegos Olímpicos de Barcelona '92, la flecha de fuego que encendió el pebetero en la inauguración, y que protagonizó un instante mágico y efímero de expectación mundial.


Todas las piezas de Riart despliegan un concepto sensual de la comodidad, la poesía formal, el ingenio y la solidez, que dan a su obra la particularidad que las caracteriza.