Sylvestrina

1974

Jordi Garcés, Enric Sòria

Una lámpara que regresa para acoger momentos de distensión y acompañar infinitas noches de verano.

En el año 1974 los arquitectos Enric Sòria y Jordi Garcés diseñaron Sylvestrina, procurando reproducir el efecto de un candil mediante su sencillez formal.

Cuarenta y seis años después, Santa & Cole reedita Sylvestrina. Manteniendo la calidez de la versión original, se ha adoptado la tecnología LED que permite incorporar una batería para acompañar al usuario allí donde quiera llevarla.

1974

2020

Su discreta base circular requiere poca superficie para alojar una batería recargable por contacto. Basta con pulsar el tubo exterior hacia abajo para accionar el interruptor, decidiendo así la potencia deseada, ya sea plena o media.

Lleva el nombre de un pescador de El Port de la Selva, Silvestre, un hombre alto, seco y elegante. ¿Botella medio llena o medio vacía? Botella a media luz. Candil a media llama.
Jordi Garcés y Enric Sòria

La liberación del cable eléctrico permite emplazar Sylvestrina en las esquinas más recónditas emitiendo una luz que alcanza y envuelve. Una lámpara que reafirma la belleza de lo simple.

Sylvestrina siempre se afianza en la sutil ambientación de la confianza.
Como la luz de un buen candil.

Autonomía de la batería:
7h a intensidad máxima – 14h a intensidad mínima

Fotografía Jara Varela y Enric Badrinas
Animación Mariona Omedes
Espacio Roig Rubí

Compartir en redes sociales