Ibiza (España)

El estudio de interiorismo Marcos Catalan propone para la casa Safari elementos que suavicen la rotunda geometría y transmitan la experiencia de habitar una casa Mediterránea. Así materiales ligeros propios de la isla de Ibiza como la caña, el trenzado de algas y la madera ocupan la vivienda dialogando con el hormigón y la piedra ibicenca.

 

La casa se organiza en dos plantas, la superior, tipo pabellón, que se distribuye a través de tres volúmenes tapizados en fibras naturales donde se encuentra el dormitorio principal, la sala de estar, la cocina y el comedor; y la inferior, la parte más veraniega y social de la casa donde están ubicados los dormitorios de invitados, la sala de juegos y una zona de servicio con cocina que se organiza alrededor de un gran porche trasversal con vistas al exterior.

 

En la planta inferior, encontramos las sillas Salvador de Miguel Milá editadas por AOO Barcelona y una gran mesa de corcho que funciona como eje principal. Alrededor de la mesa, las alfombras de cáñamo marcan ámbitos donde piezas de mobiliario como la chaise lounge Tokyo 522 de Cassina o las lámparas TMM y Cesta de Santa & Cole buscan aportar la sensualidad mediterránea y potenciar la relación con el exterior.

 

En el dormitorio de la planta superior, la zona más intima de la casa, encontramos otro de los diseños de Miguel MiláAsa. Esta lámpara de sobremesa convive con elementos creados a partir de materiales naturales configurando una exquisita composición de formas curvas y rectas.

 

El resultado es una amplia casa conectada de manera orgánica con el exterior donde disfrutar del entorno de Ibiza sin salir de casa.

 

Interiorismo
Marcos Catalan 
Victor Bergnes

Arquitectura
Jorge Vidal

Fotografía
Eugeni Pons

Compartir en redes sociales