Ljubljana (Eslovenia)

El arquitecto Boris Podrecca, en colaboración con Miha Dobrin, es el autor del proyecto de este hotel, conocido como el primer hotel de diseño de Eslovenia.

La pureza de líneas y materiales que conforman su estructura y el color elegido para su fachada, mimetizan el edificio con el entorno natural que le rodea.

El diseño de cada una de las 114 habitaciones es obra de los estudiantes de la Universidad de Arquitectura de Ljubljana, bajo la supervisión de Igor Karcic y Rupert Golet.

Un clásico de diseño del equipo Santa & Cole, la lámpara de suspensión GT7, ilumina de noche el restaurante.