Barcelona (España)

En diciembre de 2000 se inauguraron las nuevas instalaciones de la Biblioteca Nacional, poniendo fin a un ambicioso plan de reformas llevado a cabo por el estudio de arquitectura JUNQUERA Arquitectos. De esta manera, la sede del Paseo de Recoletos recupera la estructura original del siglo XIX y se viste con una segunda piel de infraestructura tecnológica para desarrollarse en el siglo XXI. La adecuación y la restauración de los espacios existentes en función del tratamiento a que se debían someter ha sido uno de los objetivos principales de la reforma.

La alineación de lámparas de suspensión Nimba, diseño de Antoni Arola, confiere un ambiente trascendente a dos de las salas de consulta del edificio, conjugando elegancia y funcionalidad.

 

Arquitectura
JUNQUERA Arquitectos

Compartir en redes sociales