Sílvia Martínez Palou

Barcelona, 1961

Vive y trabaja en Barcelona

Sílvia Martínez Palou

Arquitecta y artista plástica, Sílvia Martínez Palou se forma en la Escuela de Arquitectura de Barcelona (ETSAB-UPC) y en la facultad de Bellas Artes de la UAB donde obtiene el doctorado y paralelamente ha profundizado en la técnica del grabado en la Escuela de Artes y Oficios y la Escuela Superior de Arte Llotja de Barcelona. Palou trabaja habitualmente utilizando la antigua técnica del monotipo de impresión única, lo cual le permite trabajar los originales utilizando diversos procesos experimentales y plásticos para lograr colores y texturas de una gran riqueza.

Relacionando las dos disciplinas en las que se ha especializado, arte y arquitectura, Sílvia se inspira para su trabajo en el análisis de algunas arquitecturas del periodo 1950-70 cuando la radicalidad de los postulados racionalistas del Movimiento Moderno ya se matizaba con otras influencias más locales. Estimulada por el trabajo de grandes arquitectos de esta época, particularmente brillante de la historia de la arquitectura, las series en las que ha trabajado incluyen edificios emblemáticos como las torres Peabody Terrace de Josep Lluis Sert en Harvard, los bloques Robin Hood Gardens de Alison+Peter Smithson en Londres, el grupo de edificios de Antoni de Moragas en la calle Brusi de Barcelona, el edificio Meridiana de MBM o l’Unité d’Habitation de Marseille de Le Corbusier, entre otros. En estos trabajos plásticos, se extraen las geometrías que configuran los edificios y se descomponen en diferentes capas sucesivas que dibujan los materiales, colores y sombras que los definen, eliminando los límites de la arquitectura para así convertirla en una simple composición autónoma que construye el motivo inicial de la obra en la que se inspira.

A partir del motivo principal, las series exploran variaciones de texturas, luz y color para construir obras plásticas que se alejan poco a poco de la arquitectura original y crean, su propio mundo formal, en una repetición del patrón compositivo que le confiere un nuevo sentido. Son composiciones planas que, sin embargo, alcanzan una gran profundidad gracias a las diferentes capas superpuestas y a sus sombras, representando espacios en los que, observándolos con atención, se pueden distinguir a veces algunos personajes y arquitectos habitando su propia arquitectura.

Sílvia Martínez Palou ha expuesto recientemente en diferentes galerías de Barcelona y en otras ciudades entre las que destacan Luxemburgo y Bruselas; fue finalista del premio ARTFAD en 2011 y 2019 y Premio de Pintura de la Fundación Vila Casas en 2013.

Obras