Míriam Dema

Barcelona, 1995

Vive y trabaja en Valldoreix, Barcelona

Míriam Dema

La obra de Miriam Dema es un tributo a la belleza de la imperfección y a la generosidad de la vida en momentos de esplendor. Busca representar la presencia de lo humano en elementos cotidianos y de la naturaleza, creando escenarios que evocan calidez y distensión con elementos de la cultura mediterránea.

La artista suele trabajar con pintura al óleo sobre tablas de madera, en las que pinta sus obras de forma intuitiva y en base al recuerdo, aplicando capas parcialmente descubiertas y de colores vibrantes. Así, la construcción de cada pieza es muy parecida a su forma de recordar, por capas, libre e idealizada. El resultado son obras enérgicas y ricas en matices y texturas, en las que el espectador puede entrever parte del proceso en el resultado final.

En sus dinámicas composiciones danzan libremente elementos indisociables de la felicidad, como mesas compartidas, jarrones de flores y fruta fresca. La síntesis de las formas y juego de perspectivas combinados con la ligereza de los recuerdos construidos de la artista, dan a sus obras un aire fresco y naïve.

Miriam Dema se graduó de Bellas Artes en la Universidad de Barcelona en 2017, donde exploró varias disciplinas para acabar centrándose en la pintura tras vivir año y medio en Lima, Perú. Actualmente vive y trabaja desarrollando su estilo en su estudio de Barcelona.

Obras