Jaume Sans

Sitges (Barcelona), 1914-1987

Jaume Sans

Jaume Sans formó parte de la generación de surrealistas catalanes de los años 30. Su pintura y escultura contribuyeron a divulgar la vanguardia a través de exposiciones destacadas en su época. Sans visitó también la creación en el diseño de mobiliario y objetos para su uso personal, con resultados como la lámpara Pie de Salón o la Peana Molina, editadas por Santa & Cole.

 

Nacido en Sitges (Barcelona), Jaume Sans residió con su familia en Cuba hasta los once años. De regreso a Barcelona, entró en contacto con la revista ''L'Amic de les Arts'', una de las publicaciones periódicas que contribuyeron a revolucionar el panorama artístico de los 20, editada en Sitges de 1926 a 1929 y dirigida por Josep Carbonell. Alrededor de L´Amic se agrupaban artistas como Salvador Dalí, el crítico de arte Sebastià Gasch o los literatos Josep Vicenç Foix y Lluís Montanyá.


Antes de los años 20, los focos vanguardistas en España eran casi inexistentes, a excepción de Barcelona, centro de acogida de artistas exiliados de la I Guerra Mundial y cuya tradición innovadora permitía la aparición de programas expositivos más audaces. Exposiciones como la de las Galeries Dalmau en 1912, la segunda de arte cubista celebrada fuera de París, o la Exposición Universal de 1929, con el inaudito pabellón alemán de Mies van der Rohe, situaron la a ciudad en el mapa artístico contemporáneo, además de tener una gran repercusión social, en una época en la que el arte era siempre noticia o, a veces, motivo de escándalo y polémica.


Durante 1932 y 1933 Jaume Sans asistió a la Escuela de Artes y Oficios (oponiéndose a su familia, que veía con desagrado burgués la elección del camino artístico), y en ella recibió la profunda influencia de Ángel Ferrant, profesor del centro y escultor.
Sans fue miembro de Amics de l´Art Nou (ADLAN), grupo de artistas que luchaba por promover la difusión de artes nuevas y que organizaban exposiciones como la del Circo en miniatura de Calder u Objetos de Miró. En 1935 mostró su obra escultórica junto a Ramon Marinel.lo y Eudald Serra en la exposición Tres esculptors organizada por ADLAN en las Galeries d´Art Catalònia de Barcelona, una exposición de estilo surrealista que resultó clave en la evolución de la escultura catalana.


En esta época Jaume Sans empieza también a pintar, con una predilección por las formas orgánicas. Su obra formó parte de la Exposición Lógicofobista de 1936, la muestra surrealista más importante realizada en España en aquellos años. Celebrada en las Galeries d'Art Catalonia de Barcelona, estuvieron en muestra obras de Artur Carbonell, Leandre Cristòfol, Remedios Varo, Angels Planells, Angel Ferrant y Ramón Marinel.lo. El logicofobismo añadió una pincelada poética y plástica a la radicalidad surrealista.


ADLAN y los arquitectos del GATCPAC (que compartían local en el Paseo de Gracia), representan el camino de las vanguardias en Cataluña, que se encontraron con una difícil aceptación entre el público catalán y una mejor acogida en el ámbito internacional.
La Guerra Civil interrumpió sus actividades artísticas, que a partir de entonces fueron esporádicas: destacan unos experimentos con collages en compañía del arquitecto Alfonso Buñuel o una exposición de pintura en la sala Gaspar en 1958.

Enfocó su creación en el diseño de mobiliario, con resultados como la lámpara Pie de Salón o la Peana Molina, editadas por Santa & Cole. Su relación con el diseño ha continuado con sus hijos, tres de los cuales se dedican profesionalmente al diseño industrial.

Productos