Germán Rodríguez Arias

Barcelona, 1902-1987

Germán Rodríguez Arias

Germán Rodríguez Arias fue socio fundador del movimiento arquitectónico GATCPAC de los años 30, junto con Josep Torres Clavé. Diseñador e interiorista, materializó los conceptos de economía, eficacia, funcionalidad y belleza, siendo el introductor y defensor del racionalismo en España. Se exilió a Chile en 1939, donde se encargó de la reforma de la casa de Pablo Neruda en Isla Negra, entre otros proyectos de arquitectura y diseño de mobiliario. Regresó a Ibiza en 1959 donde pasó los últimos años de su vida. 

 

Nacido en 1902 en Barcelona, Germán Rodríguez Arias se graduó en arquitectura en 1926. Fue uno de los introductores de movimiento racionalista español, junto con Josep Torres Clavé, entre otros. Este movimiento materializa la eficacia, funcionalidad y belleza detrás de la arquitectura. Fue miembro de las distintas juntas del grupo racionalista, como el Grupo de Arquitectos y Técnicos Catalanes para el Progreso de la Arquitectura Contemporánea (GATCPAC) firmando proyectos encargados al grupo. En 1931, diseñó el edificio de viviendas en el número 61 de la Vía Augusta de Barcelona y, en 1934, el edificio Astoria de la calle París, también en Barcelona. Ambos proyectos resaltan las bases racionalistas españolas, así como las referencias evidentes de la Bauhaus.  

 

Al estallar la Guerra Civil Española, Germán Rodríguez Arias formaba parte del sindicato de arquitectos de Cataluña pero tuvo que dejar de ejercer de su profesión al ser nombrado oficial del ejército en 1938, con la misión de destruir puentes para frenar el avance el ejército franquista. Tras la guerra, fue enviado a un campo de concentración francés. Tuvo la suerte de subirse a un barco con rumbo a Chile, llegando al continente latinoamericano el 25 de diciembre de 1939 con pertenencias simbólicas como una tetera y un par de fotos ibicencas.  

 

En Santiago de Chile, Germán Rodríguez Arias se introdujo en la comunidad catalana y española demostrando sus aptitudes técnicas aprendidas en Barcelona. Colaboró con varios arquitectos chilenos firmando proyectos bajo los nombres de estos. Una vez instalado y más próximo al panorama local, se asoció con el madrileño Fernando Echavarría, otro arquitecto exiliado. Juntos, atrajeron una gran demanda de proyectos dado sus estilos españoles de diseño de interiores y mobiliario.  

 

Germán Rodríguez Arias se encargó del diseño de interior del Café Miraflores, un punto de encuentro de intelectuales españoles en la capital chilena. Amuebló el local con un estilo ibicenco y mediterráneo, y tras su éxito, fundó Muebles Sur para abastecer la demanda del que emergió repentinamente. Pablo Neruda, cliente frecuente del Café Miraflores, encargó a Germán Rodríguez Arias la reforma de su casa en Isla Negra. Gracias a esta renovación consiguió darse a conocer y realizar destacados proyectos como el Cine Central Chillán (1945), los Laboratorios Benguerel en Santiago (1950) o los refugios de montaña Farellones (1954), así como varias viviendas de particulares. Trabajó tanto en el diseño arquitectónico como el diseño de mobiliario.

 

En 1957 volvió a Ibiza, instalándose en Portinatx, donde diseñó hoteles, y varias viviendas unifamiliares. Pasará los últimos años de su vida en la isla balear hasta su muerte en 1987. Atrevido y honrado, Germán Rodríguez Arias nos demuestra una carrera de adaptación, dejando huella en el diseño mundial de habla hispana. 

Productos