Alfons Borrell

Barcelona, 1931-2020

Alfons Borrell

Alfons Borrell nació en Barcelona en 1931, ciudad donde vivió parte de su infancia hasta trasladarse a Sabadell en 1940. En 1950, Borrell se mudó a Mallorca para completar su servicio militar. Fue en esa misma isla donde tuvo su primer contacto con el mundo del arte, tras conocer a Herman Anglada Camarasa, célebre pintor representante del modernismo catalán. Asistió a su taller y a la vez conoció a otros pintores mallorquines, estableciendo una base para su futura obra. 

En 1952, Alfons Borrell volvió a Barcelona y se inscribió en una serie de cursos de dibujo en la Escuela de Bellas Artes de Sant Jordi. Fue allí donde conoció a su mujer Rosa y donde empezó a brotar su figuración del arte abstracto. Paralelamente, Borrell se dedicó a difundir el mundo del arte, al participar en la creación de la Sala Arte Actual en la Academia de Bellas Artes de Sabadell, y al colaborar en la revista Riutort.  

En 1960, formó parte del Grupo Gallot, un colectivo de Sabadell centrado en un estilo artístico entre el Action Painting y el automatismo surrealista. Este estilo intenta reflejar la sensaciones del movimiento, la energía y la velocidad a través del uso del colores llamativos y materiales cotidianos (arena, alambre…) sobre varias superficies. Alfons Borrell llegó a hacer una serie de obras de carácter surrealista en la calle de Sabadell y Barcelona, así como participar en la exposición inaugural del Museo de Arte contemporáneo de Barcelona. Este colectivo transformó su obra, cuestionando la manera en la que Borrell entendía la forma y el color. Con el tiempo, Borrell se acercó a la representación monocromática de grandes superficies, centrándose en un solo sujeto geométrico.  

En 1976, Alfons Borrell participó en la exposición Pintura Y en la fundación de Joan Miró, estableciéndose como uno de los pintores catalanes más influentes de la época junto a Antoni Tàpies y Albert Ràfols Casamada. No tardó en conocer a Joan Brossa, célebre autor catalán de poesía visual, con el que empezó una emblemática amistad. Años más tarde llegaría a publicar un libro junto a él. En 1979, empezó a exponer de forma regular en la Galería Joan Prats asintiendo su obra en el público artístico. Posteriormente expuso en Francia, Alemania, los Estados Unidos y Japón. 

Su etapa como autor evolucionó al realizar diseños para varias salas teatrales en Sabadell. Asimismo, entre 1983 y 1996 impartió clases de pintura en la escuela Isla, centrada en el oficio artístico en Sabadell.  

En 2008, el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona compró una serie de sus obras de finales de los años sesenta, promoviendo su nombre en exposiciones nacionales e internacionales. Seguidamente, Borrell fue galardonado con los Premios GAC organizados por varias Galerías de Cataluña por su obra trascendental en el arte catalán.   

Modesto y afable, Alfons Borrell nos muestra una obra surrealista con gran empeño en el enriquecimiento artístico del momento. 

 

 

Obras