Boitsfort, Fosbury & Sons

Bruselas, Bélgica

Boitsfort se cimienta como una extraordinaria reinvención de la oficina convencional. Proyectado por el estudio Going East, este co-working ubicado en Bruselas pertenece a la firma Fosbury & Sons. El emplazamiento es un edificio modernista creación del arquitecto Constantin Brodzki. Una joya arquitectónica de geometrías orgánicas y reflejos de cobre en las aperturas de la fachada.

Fosbury & Sons vuelca sus valores corporativos en el buen diseño; creando un entorno cálido y humano. Los espacios invitan a compartir, a conectar.  El proyecto está compuesto por una selección de materiales y gamas cromáticas bien equilibradas, que sugieren una dicotomía entre una piel exterior brutalista y un interior calmado. La madera, como signo de identidad, dialoga con textiles en tonos crema y mobiliario oscuro.

La selección de lámparas de Santa & Cole conjuga un mismo lenguaje con el resto de los elementos. Moragas, de Antoni de Moragas Gallissà, inicialmente concebida para el uso personal en el despacho del diseñador, se traslada a las salas de reuniones y espacios de trabajo compartidos en Boitsfort. El modelo se integra en los materiales naturales y la suavidad de las tonalidades. La pantalla de algodón blanco y seda distribuye amablemente la luz en la cota precisa del plano profesional. Asimismo, los diseños de Miguel Milá, Globo Cesta y TMM aportan calidez y serenidad; iluminando lugares de trabajo que evocan al confort y al bienestar del hogar.

En conjunto, pura sintonía entre elementos clásicos y modernos. Ambientes elegantes y belleza en todos los rincones. Un lugar donde sentirse bien.

Arquitectos Going East

Fotografía Jeroen Verrecht

Compartir en redes sociales