Barcelona (España)

Un encargo para modernizar el concepto de bar y vermutería en el Eixample de Barcelona.

La mítica GT4, un diseño de 1983 de Gabriel Ordeig fue elegida por su calidez lumínica, ya que aporta serenidad y recogimiento a un proyecto donde predominan los materiales fríos como el granito y cemento, y donde además,  se ha querido priorizar el ‘menos es más’.

El resultado es un proyecto acorde al estilo de Santa & Cole y la función original de la GT4, un diseño ideado para el bar SiSiSí con el objetivo de proyectar luz cálida a espacios de reunión y entretenimiento.

 

Compartir en redes sociales