Xavier Fabré

1959

Los arquitectos Xavier Fabré y Lluís Dilmé inician en 1988 su trayectoria profesional en el estudio Fabré & Dilmé, donde llevan a término proyectos de arquitectura para múltiples espacios públicos y privados. Colaboró con Solà-Morales y Eulàlia Serra en proyectos teatrales tales como la reconstrucción del Gran Teatro del Liceo de Barcelona.

En 1988, Xavier Fabré se licenció en arquitectura por la Universidad de Barcelona. Trabajó de 1985 a 1988 en diversos estudios, publicaciones y exposiciones y, de 1989 a 1994, llevó a cabo labores docentes como profesor auxiliar en la Facultad de Arquitectura de Barcelona. En 1988 estableció su estudio con Lluís Dilmé, Fabré & Dilmé, desde el que llevan a cabo proyectos arquitectónicos en ambientes docentes, asistenciales, residenciales, museos y exposiciones, y espacios públicos: l´Escola d´Ensenyament Integrat de Música i Dansa Oriol Martorell (1995-1997), el parque del barrio de Sant Narcís de Girona (1994-1999), o varios conjuntos de viviendas, en El Prat de Llobregat (2002), Girona (2004), Figueres (2004). Su colaboración con Solà-Morales en proyectos teatrales hizo que los tres arquitectos, junto con Eulàlia Serra, asumieran la reconstrucción del Gran Teatro del Liceo de Barcelona, por la que recibieron el Premio Nacional de la Generalitat en la categoría de Patrimonio. Consultados ya con anterioridad, en 1986, para reformar y ampliar el teatro, el incendio que sufrió en enero de 1994 convirtió su plan de reforma en Proyecto de Reconstrucción y Ampliación, para así rehacer la sala operística tal como era, allí donde estaba, en un marco espacial y tecnológico actualizado. En 2002, se suma al proyecto la tienda de recuerdos. En su obra como diseñadores, destaca la creación del mobiliario específico para el nuevo Liceo, concebido en un lenguaje actual que tiene en cuenta su contexto. Forman parte de este mobiliario las butacas y sillas de terciopelo rojo y la Lámpara Liceo, instalada en el vestíbulo, el acceso desde la calle de Sant Pau y la sala de servicios de entrada de este teatro y reeditada por Santa & Cole. La experiencia en rehabilitación teatral de Lluís Dilmé y Xavier Fabré continuó con el proyecto de reforma del Teatro Guastavino de Vilassar de Dalt entre (2002); del Teatro Cal Ninyo de San Boi de Llobregat (2004); del Teatre Principal de Sabadell en 2002, construido en 1860 y considerado una importante pieza del patrimonio arquitectónico de la ciudad; del Teatro Cooperativa de Barberà del Vallès (2002); o la conversión de Can Gibert, en el monasterio de Montserrat, en un Centro de Arte (2003).

Más información: www.dilme-fabre.cat